17 nov. 2010

Urbanismo: Morfologia

Los nuevos mercados paceños, entre presente y futuro

Arq. Inti Viveros

La Paz y su conflictiva situación por el comercio informal, ha sido motivo para que el municipio genere proyectos de mucha inversión como los ve la ciudadanía.

El Nuevo Mercado Lanza a estado en el blanco de muchas críticas desde sus inicios hasta este tiempo, todo ello debido a estar ubicado en un punto muy neurálgico y sensible de nuestra sede.

Si bien el comercio informal en sí ya es un problema muy serio de tratar y de concertar, un lugar tan complejo como es San Francisco y la Pérez Velasco conlleva manejar el asunto de manera integral desde el campo económico hasta el punto de tomar variables sociológicas e históricas.

Esta obra que va tomando cuerpo de a poco ya que aún no está concluida, podría haber sido la inmortalización de su autor, pero en verdad quien se roba todo el protagonismo es el movimiento urbano en sí mismo. Y con tanto personaje paceño que recorre por el sector, son ellos los que toman el lugar tal cual como esta. Dejando las hipótesis formales y las justificaciones temáticas en el espacio de las ideas y las buenas intensiones.

Haber apostado en los inicios del proyecto en una visión de contraste con el lugar, el nuevo Mercado Lanza muestra la intensión de ser o emular “la calle” dentro del Mercado, en una especie de justificación del comprador que busca en la calle satisfacer su necesidad de consumo. Sin dejar de lado todo el conflicto vehicular y de transporte que también es causante y victima debido a todo este tiempo de construcción.

Toda obra de semejante magnitud tiene que ser motivo de comprensión por parte de los paceños, pues todos debemos poner el hombro por la transformación de la ciudad. Hay quienes se animan a juzgar y dar críticas muy duras sin siquiera haber dado por concluida toda la obra. Pues como proyecto hay cosas que siempre quedaran inconclusas pero es el ciudadano quien tome la última palabra, sin separar bajo los términos de comprador – vendedor que tan fríamente se los encasilla como “usuario”, al momento de tratar al ser con alma y sentimientos que es el verdadero paceño conocedor y querendón de su ciudad.

Hasta hace unos días se inauguró el nuevo Mercado Camacho, quienes las “caseritas” con gran regocijo festejaron el fruto de tanto tiempo de esperar e incomodarse, ahora reciben un espacio por demás cómodo y totalmente transformado, ya que antiguamente el viejo mercado no cumplía las condiciones que ahora tienen.


A estos nuevos mercados no se los puede tratar bajo la misma lupa, ya que sus condicionantes de lugar, comercio y hasta incluso el componente de las vendedoras son totalmente diferentes.

Es muy gratificante para la ciudad haber ganado espacio público en el Nuevo Mercado Camacho, el mismo ya es un gran aporte para el Parque Urbano Central que también ya toma cuerpo y mucha fuerza para el centro de La Paz.

Todos apostamos hacia el progreso de la ciudad, y también todos nos quejamos de que La Paz se ha convertido en un gran mercado informal, ese es el contraste de actitud que tenemos todos los que habitamos en esta bella ciudad, donde indirectamente aportamos al desorden y a la vez queremos dejar atrás esas imágenes de caos comercial y vehicular.

Pero pese a ello La Paz aún tiene ese espíritu humanizante en sus calles y en la gente que transita y vive por las mismas. Sabemos lo vertiginosos que somos y también de vivir el stress del trabajo combinado con las marchas, paros y huelgas que son el día a día en el centro paceño.

Es el apropiarse de la calle y el hacerla suya que nos hace muy diferentes a otras ciudades que han perdido ese trato con su espacio público, ciudades que se han individualizado y fragmentado a su gente, empujándolos a solo sentirse y vivir dentro de sus casas y el salir al centro de sus ciudades con una sensación de peligro e inseguridad, pues es ahí donde se aplica el término “selva de cemento”.

Recordemos que Latinoamérica tiene un legado colonial muy fuerte, pero con el pasar del tiempo y su historia cada ciudad toma características propias. No solamente nuestra topografía nos hace únicos, sino también el hecho de habitar en nuestra ciudad y tener ese espíritu colectivo de vivir y hacer vivir nuestro entorno lo que encanta a propios y extraños, quienes asombrados consideran a La Paz como una ciudad que vive con intensidad su día a día, con el esfuerzo de su gente que antes de amanecer toma las calles y comienza la jornada incluso familias completas consideran como propias algo que es de todos (la calle).

Con la esperanza de ir hacia adelante por una ciudad mejor, el Nuevo Mercado Lanza aun deja en el colectivo de la gente un sentir de incertidumbre y esperanza para lograr tener un referente arquitectónico que haya podido resolver este tan conflictivo sector, pero a la vez es el compromiso de todos apoyar y cambiar nuestros hábitos para lograr el éxito que esperamos

El articulo es copia fiel del autor
Fotografias
1. GMLP / LapazUrbanismo
2. GMLP  / Marquitecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario