17 mar. 2011

Urbanismo: Geografia

Impulsar las ciudades intermedias


El geógrafo Raúl Fernando Molina trabajó durante un año, junto a un equipo multidisciplinario, en la elaboración de una “Guía de ordenamiento territorial para asentamientos humanos. Una estrategia geopolítica de ocupación territorial”. El estudio se hizo a demanda del Ministerio de Planificación del Desarrollo y el Viceministerio de Planificación Territorial y Ambiental.

Los investigadores hicieron hincapié en el análisis de las ciudades intermedias, la creación de más de estos centros urbanos y su fortalecimiento futuro para de esa manera evitar macrocefalias y una mejor diversificación de la economía. El resultado mostró que las ciudades intermedias son el motor de desarrollo de un territorio porque permite diversificar las funciones y descentralizar los servicios.

“Por ejemplo en La Paz tenemos varios centros intermedios como Villa Fátima o la Calle 21 de Calacoto que permiten descentralizar los servicios, en lugar de ir al centro de la ciudad… Eso permite que se genere pequeñas dinámicas económicas en esos sectores, pequeños polos de desarrollo y permite tener policentros”, dice Molina. Y es que las macrocefalias como la de Lima, en Perú, o Buenos Aires, en Argentina, causan una gran desproporción (en varios niveles) en las condiciones de vida de la población capitalina frente al resto del país.
Fuente:lapazurbanismo.blogspot.com
Actualmente las ciudades del eje boliviano, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra, forman centros urbanos de grandes aglomeraciones humanas frente a las todavía en crecimiento ciudades intermedias. Molina dice que en los países de Europa las ciudades no están concentradas en un solo lugar, sino que mantienen centros articulados, entonces no existe el proceso centrífugo de una gran ciudad que atrae a mucha población y actividades económicas.

El estudio ingresó al análisis de qué funciones cumplen por ahora las ciudades intermedias, cómo funcionan los asentamientos humanos, cuál es el rol actual de estas ciudades en el territorio. Con base en la información construida, los tomadores de decisiones podrán conocer qué ciudades se deben fortalecer, a qué ciudades orientar mayor o menor presupuesto, qué servicios dotar a las ciudades y dónde construir más infraestructura caminera, entre otras cosas.

Molina destaca el factor de detalle con el que se trabajó en este proyecto, es decir el carácter multiescalar que permite ver a un territorio con énfasis en algunos lugares. La guía no es un recetario, sino un conjunto de pasos metodológicos que integra los elementos de los planes municipales de desarrollo y de los planes de ordenamiento territorial con el propósito de orientar la adecuada toma de decisiones.

Fuente: Fernando Molina: rafemoro2004@yahoo.es / PIEB

No hay comentarios:

Publicar un comentario