4 ago. 2010

Urbanismo: Morfologia

¿Funcionaría un marchódromo en La Paz?



Me llamó mucho la atención el otro día cuando escuchaba algunas opiniones de la gente en un programa muy conocido de la Radio Panamericana, muchos se referían al colapsado centro de la ciudad, argumentaban que las marchas, los bloqueos, las constantes transformaciones urbanas y el saturado sistema de transporte habían convertido en intransitable al centro de La Paz y a otros barrios de su alrededor.

Alguno que otro participante proponía como una salida urgente, la construcción de un “marchódromo” en algún lugar de la ciudad que no sea el centro, evidentemente esto ocasionó alguna que otra risa entre los ocupantes del trufi, pues aparentemente resulta ser una solución un tanto caricatural a un conflicto de grandes magnitudes.


Fuera de esto es importante reflexionar sobre la necesidad de inventar una solución a la saturación espacial por la que atraviesa la ciudad, que no pase necesariamente por la construcción de un espacio estático de protesta como lo sería el marchódromo, pues a juicio de muchos éste no funcionaría, ya que una marcha tiene el objetivo de marcar un territorio, de atravesar las calles donde se encuentran las instituciones gubernamentales, de generar un punto de desorganización en la ciudad para que una protesta sea más perceptible (véase apunte), etc.

Posiblemente la solución se genere a partir de una búsqueda en la relación entre espacio público y protesta callejera sin la necesidad de crear un perjuicio colectivo, que se convierta en un asunto único entre demandantes y demandados y que por ende su espacialidad sea controlada y planificada, sin necesidad de afectar el normal funcionamiento de los sistemas urbanos.

Apunte de testimonio de marchista: “Vamos a radicalizar las medidas de presión hasta que el gobierno atienda nuestras demandas”

No hay comentarios:

Publicar un comentario